Sinéad O’Connor continúa con su agonía en Facebook

La cantante pide ahora a sus hijos que vayan al hospital y le den amor

Sinéad O’Connor continúa con su agonía en Facebook

La cantante ha escrito un nuevo ‘post’ en el pide a sus hijos que vayan al hospital y le den amor

  • Enviar a LinkedIn
  • Enviar a Google +
  • Comentarios20
Sinéad O'Connor

La cantante Sinéad O’Connor en 2013. / AFP

  • Enviar
  • Imprimir
  • Guardar

“A mis hijos y familia: vinisteis a visitarme al hospital antes de que me despertara y no habéis vuelto. ¿Por qué me hacéis estas cosas a mí?”. Así empieza el nuevo post que Sinéad O’Connor ha publicadoen su cuenta de Facebook en el que reclama la atención y el cariño de los suyos. La cantante había escrito otro hace un día afirmando que para ella “estaban todos muertos” porque “ninguno me ha apoyado cuando más lo necesitaba”.

Perfil de Facebook de Sinéad O'Connor

Imagen del perfil de Facebook de Sinéad O’Connor.

La irlandesa, de 48 años, ha pedido a sus hijos Jake (28), Roisin (19), Shane (11) y Yeshua (8) que le den amor y les ha preguntado que por qué se marcharon del centro hospitalario antes de que se despertara. “Estoy sola. Por favor, por favor, amadme. Venid al hospital a pasar tiempo conmigo y a arreglar todo esto. No me dejéis asustada y sola”, ha suplicado la artista a su familia en Facebook.

Parece que O’Connor ha cambiado de opinión y ha tratado de rectificar el texto anterior en el que reprochaba a sus vástagos que la hubieran “abandonado” durante 12 semanas e incluso les decían que habían “matado a su madre”. La cantante remató sus palabras llamándolos “asesinos, mentirosos, hipócritas”.

La artista utilizó también esta red social para alertar a sus seguidores el pasado domingo de que había ingerido una sobredosis. “Las últimas dos noches han podido conmigo. He tomado una sobredosis. Es la única forma de que se me respete. No estoy en casa, estoy en un hotel en Irlanda, con un nombre falso. Si no estuviera escribiendo esto, mi familia y mis hijos no se enterarían”, se leía en el mensaje de socorro. La policía de Dublín respondió a la llamada de auxilio y se personó en el motel. A la ocho de la tarde, los agentes anunciaban haber encontrado a la cantante “sana y salva” e informaban, crípticamente, que estaba recibiendo cuidados médicos. Poco después, un publicista de O’Connor le confirmó a la web musical de referenciaPitchfork que la cantante “no se encuentra bien y está bajo tratamiento”.

Diagnosticada en 2013 con trastorno bipolar y cada vez más distanciada de la música y su familia, suele usar Facebook para desahogarse con mayor o menor coherencia. Este agosto fue sometida a una histerectomía y, desde entonces, sus mensajes se han ido haciendo más erráticos. Hace 11 días se dirigió a un supuesto acosador, rogándole “de rodillas” que dejaran de mandarle correos detallándole cómo la iba a violar. Aquel mensaje, ya borrado, comenzaba con un detalle que casi pasó desapercibido: “Fui ingresada en el hospital hace dos semanas y llevo desde entonces bajo sospecha que me puedo suicidar”.